Scroll to top

Coronavirus. Fuerte preocupación por la inactividad en la industria pesquera


abril 6, 2020abril 12, 2020No comments

La industria pesquera no pasa por su mejor momento. A la caída de los mercados internacionales en 2019, ahora se suma el impacto del coronavirus que, a su vez, se vincula con otros elementos que hacen que la actividad ya registre una merma del 15% en las exportaciones en el primer bimestre de 2020 versus igual período de 2019. En plata perdió US$50 millones y hubo mercados como China donde la reducción de los embarques fue del 36 por ciento.

La pesca es el quinto rubro generador de divisas que tiene la Argentina, con más de 1800 millones de dólares al año y con presencia en más de 85 mercados internacionales.

«Se trata de una actividad económica que aporta no solo al desarrollo nacional sino también regional, dando empleo directo a cerca de 22.000 personas, que trabajan repartidas en unas 400 plantas de producción terrestres y flotantes a lo largo de las cinco provincias con litoral marítimo: Buenos Aires, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego», destaca un informe intercámaras del sector pesquero.

Lo firmaron la Asociación para el Desarrollo de la Pesca Argentina (ADPA) y las intercámaras Consejo de Empresas Argentinas, Camara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina, Cámara de Armadores de Poteros de Argentina, Cámara de la Industria Pesquera Argentina, Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, Unión de Intereses Pesqueros Argentinos, Camara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca y la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras.

«La pandemia del COVID-19 implicó una fuerte disrupción de la producción y el comercio exterior. Por cuestiones obvias, el impacto principal de este virus y sus consecuencias se dió en China, pero también en otros centros de demanda mundial como Europa y EE.UU, y ya alcanza a América Latina», precisó el trabajo.

Hay 22.000 personas vinculadas con la actividad pesquera
Hay 22.000 personas vinculadas con la actividad pesquera Fuente: Archivo

«Las exportaciones de la industria pesquera en el bimestre enero-febrero cayeron 15%; esto es una pérdida neta de 50 millones de dólares en apenas dos meses. Esto coloca a la pesca como el cuatro rubro de mayor caída exportadora, solo detrás de harina y pellets de soja (-171 millones de dólares), combustibles (-138 millones de dólares) y aceites (-112 millones de dólares)», indicaron.

«Los mercados que más contribuyeron a la caída exportadora son China y la Unión Europea, que entre sí explican casi el 60% de las exportaciones pesqueras. En ambos casos se observa una caída en exportaciones de más del 20% para el período enero-febrero. En el Nafta, que es el tercer mercado de la pesca, las exportaciones cayeron 7%», detallaron.

Según el trabajo de las cámaras, hay otro impacto que viene por la inestabilidad cambiaria. «Para dar un ejemplo, el real brasileño se devaluó cerca del 13% en marzo, mientras que el peso argentino lo terminará haciendo entre el 2 y el 3%. Por otro lado, Rusia que, en principio era el destino de las exportaciones argentinas menos afectado, ahora tiene la caída del precio del petróleo con una devaluación del rublo de más del 20% de la semana pasada a esta. Se estima que la caída en la demanda de los mercados puede llegar hasta un 30%», precisaro.

Antes de la pandemia, el Gobierno redujo las retenciones del 9 al 7% para el pescado congelado y del 9 al 5% para el fresco, por ejemplo. Luego incluyó a la pesca dentro de las actividades consideradas esenciales para continuar operando.

Sin embargo, el sector, que exporta el 90% de lo que produce, está inactivo. «Las empresas pesqueras han realizado todos los esfuerzos por seguir operando: económicos, logísticos y sanitarios», señalaron.

«Pero la pesca no se mueve sola: depende de áreas logísticas y estatales como servicios de transporte, portuarios, aduana y otros que durante estas semanas han sido afectados o interrumpidos a causa de nueva normativa (o normativa ambigua) generando falta de personal, horarios reducidos, y otras cuestiones que han hecho que la pesca no haya podido continuar con sus capturas, traslados, procesamientos y comercialización en tiempo y forma», remarcaron las cámaras.

En este contexto, en el sector pesquero piden la ayuda del Gobierno. «Ante esta gravísima situación, el sector completo ha solicitado al gobierno mediante nota a los Ministerios correspondientes que procure los mecanismos necesarios para al menos poder retomar la actividad. Lamentablemente los días siguen pasando, los costos acumulándose y la pregunta de las empresas del sector por estos días no es cuánto dejarán de ganar, sino cuánto tiempo más podrán soportar las pérdidas antes de desaparecer», advirtieron.

Fuente La Nación

Related posts

Post a Comment